saca tus vacaciones del armario

Para

Tribus urbanas gays: osos

Lorenzo

6 Julio, 2017

 

Vivimos en una sociedad muy exigente en cuanto a cánones de belleza. Durante décadas fueron las mujeres las que sufrieron las crueles exigencias que definían al cuerpo perfecto; con la llegada y asentamiento de la igualdad, fuimos los hombres los que empezamos a sentir la presión social por mantener un aspecto externo aceptable. Hasta había una nueva palabreja para ello, metrosexual, que bautizaba a una especie de nueva corriente cuyo líder era David Beckham, quien defendía que tanto gays como heteros podían (y debían) gastarse los cuartos en gimnasios, depilación láser y perfume.

¿Y qué podían hacer los que no encajaban dentro del nuevo orden estético? En el caso de la mayoría hetero, poca cosa: intentar cambiar en la medida de lo posible lo que la naturaleza les había adjudicado o bien resignarse a no ser considerado atractivo y pasar a potenciar cualidades internas. En el caso de la comunidad gay, en cambio, existe la feliz tendencia de erotizar lo aparentemente poco erotizable. Y así nace la subcultura bear (oso), que toma elementos tradicionalmente heterosexuales y los integra en su propia concepción de la masculinidad.

bear1

Camisas a cuadros, beso y fondo de bosque: ¡una estampa bear típica!

¿Soy un oso?

Las características clásicas que definen a un bear (pronúnciese “ber”) son las siguientes:

  • Vello corporal generoso (“donde hay pelo hay alegría”).
  • Vello facial igualmente abundante (“un hombre sin barba es como una noche sin luna”).
  • Las redondeces son bienvenidas y son consideradas masculinas e irresistibles (“mejor que sobre que no que falte”).
  • Forma de vestir y aspecto general de “hombretón de toda la vida”.

La bandera “bear”. Foto de Guillaume Paumier.

En cuanto a forma de ser y aficiones, nos pusimos en contacto con Pedro Cano ‘Urko Bear’, autor de Come como un oso, un simpático libro de recetas para bears lleno de ilustraciones. Según él, los osos tienden a lo retro en cuanto a televisión y videojuegos. ¿Verán Los osos amorosos?

Care Bears GIF - Find & Share on GIPHY

 

Si habla como un oso, camina como un oso y viste como un oso, es un oso

Te mostramos el dress code para todo bear en potencia que se precie:

  • Las camisas a cuadros son un básico. Su uso se asocia a leñadores y hombres viriles que trabajaban en el campo en el Estados Unidos de mediados del siglo XX. Piensa en el papel de Rock Hudson en Solo el cielo lo sabe, donde interpretaba a un hombretón rudo y trabajador que seducía a una señora adinerada. El vestuario incluía casi exclusivamente camisas a cuadros para el actor, uno de los primeros actores gay de Hollywood (la ironía, qué haríamos sin ella).
  • Referencias a la cultura leather o fetichista del cuero, para mayor virilidad: pulseras de tachuelas, gorras, etc.
  • Vaqueros (un clásico del trabajador americano, véase la camisa a cuadros) o bien bermudas de “hetero que no tiene ningún tipo de interés en la moda”. La comodidad es la norma.
  • Camisas hawaianas o estampadas, ¡un must para este verano!

 

Estos muchachotes con aspecto inicial de tener maña para arreglarte el fregadero empezaron a tener un lugar editorial a finales de los 80 con la revista Bear Magazine. El primer evento Mr. Bear tuvo lugar en San Francisco en 1992; desde entonces, son numerosos los clubes y concursos para elegir al chico abrazable favorito del público. En los últimos años, los bears han pasado de formar parte de la jerga gay para ser ampliamente conocidos en el mundo hetero. Hasta Padre de Familia les ha dedicado un gag.

Foto de Héctor Gómez Herrero.

En Canarias también hay osos: locales y eventos para la comunidad

¿Vas a Canarias y te apetece sumergirte en la cultura osezna? No problem: en Maspalomas (Gran Canaria) existe un festival Bear: el Maspalomas Bear Carnival, con todo tipo de eventos y fiestas que hacen que valga la pena salir de la cueva. ¡Hasta eligen a su propio Mr. Bear!

Ya en el Yumbo Center, el mayor centro de ocio LGTB del mundo, hay varios locales bear: el Bärenhöhle, decorado con cientos de ositos de peluche; y Miau, que a pesar de su nombre está orientado a osos, aunque se define como “osezno pero abierto a todos”. Pedro reconoce la importancia del Yumbo para la comunidad: “es el sitio más conocido internacionalmente”. No está mal, ¿verdad?

 

Foto en miniatura de @matheusferrero

Valora este artículo:
5 (100%) 3 votes

Todavía no hay comentarios. ¡Sé el primero!

Por favor, ten en cuenta que tu comentario no se publicará si contiene palabras ofensivas o de mal gusto que atenten contra la diginidad y los derechos de las personas. Te pedimos que realices la siguiente operación para comprobar que no eres un robot. Gracias por participar :-)

* Por favor, rellena todos los campos.

Utilizamos cookies propias o de terceros para mejorar nuestros servicios, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando sin cambiar la configuración, consideramos que acepta el uso de cookies de nuestro sitio. Puede obtener más información, o bien conocer como cambiar la configuración, en nuestra Informació—n legal.

acepto
Upload Image