saca tus vacaciones del armario

Para

Los pueblos con más encanto de Canarias

Marcelo Rodriguez

7 septiembre, 2017

 

A estas alturas no deberíamos sorprenderte si te decimos que Canarias es mucho más que preciosas playas, impresionantes bosques y ciudades llenas de ocio, museos y tiendas. Entre el bullicio urbano y la pura naturaleza están los pueblos, pequeñas y tranquilas microciudades que combinan lo mejor de dos universos en teoría distintos, pero que pueden convivir perfectamente juntos. En Saca tus vacaciones del armario hemos seleccionado algunos de los pueblos más bonitos de las Islas Canarias, aunque claro, hay que tener en cuenta que siempre nos dejaremos muchos lugares especiales en el tintero. Si consideras que alguno merece también una mención, puedes escribir un comentario en Instagram o en la sección de comentarios. ¡Empezamos!

 

Betancuria, Fuerteventura

Betancuria debe su nombre al caballero francés Jean de Bethencourt, quien la fundó en 1404. Esta ciudad colonial llena de historia está ubicada en el centro-oeste de la isla de Fuerteventura, y en ella el protagonismo reside en sus sencillas casas pintadas de blanco con detalles de piedra, un paisaje típico de Canarias. Pasear por sus tranquilas calles decoradas con flores y palmeras realmente consigue trasladar al visitante al tiempo en que fue fundada. Betancuria incluye también las ruinas de un convento medieval, el Convento de San Buenaventura.

San Andrés, La Palma

Otro pequeño y remoto pueblo que representa a la perfección el paisaje tradicional canario es San Andrés, en La Palma. Ubicado en el nordeste de la isla, en los siglos XVI y XVII fue el segundo centro económico de la isla, y su próspero pasado se evidencia en las grandes casas que pueden verse al pasear por el pueblo. Cerca de la villa se encuentran las piscinas naturales del Charco Azul, ¡toda una recompensa para los caminantes!

Su pequeña y bonita iglesia, San Andrés Apóstol, fue declarada Bien de Interés Cultural en 2015.

@a.froese, Flickr

Tejeda, Gran Canaria

Tejeda se encuentra en lo más alto del centro de la isla de Gran Canaria, a más de 1.000 metros de altitud. Este tranquilo pueblo está situado en la ladera de un barranco, y sus exuberante vegetación llena de flores y pinos casi corta la respiración y es perfecta para aficionados al senderismo. En febrero florecen sus numerosos almendros, todo un espectáculo de flores blancas que incluso da lugar a su propia festividad. En la Cruz de Tejeda, a siete kilómetros del pueblo, se encuentra un espectacular parador con spa.

@Carlos Ortega Vilas, Flickr

Haría, Lanzarote

Haría recibe también el nombre del “Valle de las mil palmeras” gracias a su frondoso paisaje repleto de esta planta, endémica de las Islas Canarias. En este oasis, que contrasta con el paisaje volcánico del resto de la isla, se encuentran la Cueva de los Verdes y los Jameos del Agua, dos cuevas volcánicas llenas de sorpresas. En cuanto al pueblo en sí, está formado por casitas de color blanco que reflejan la luz del sol. En el centro del pueblo se encuentran la Plaza de la Constitución, donde está el Ayuntamiento, un edificio de estilo neoclásico que data del siglo XIX; y la Plaza León y Castillo, donde dan sombra los eucaliptos y los laureles.

Haría también es famosa por albergar la Casa Museo del artista lanzaroteño César Manrique, quien dio forma a gran parte de la isla con su visión ecologista de la arquitectura.

@Dario Garavani, Flickr

Tiñor, El Hierro

Tiñor es un pueblo minúsculo situado en el nordeste de El Hierro. La arquitectura de sus casas llama la atención, ya que están fabricadas con roca volcánica y tejas de estilo inglés, un estilo típico de El Hierro y que hace que las casas no interfieran visualmente con el entorno. ¡Tan poco interfieren que de hecho resultan invisibles desde la carretera!

Para acceder a Tiñor, debes desviarte de la carretera que va desde Valverde (capital de la isla) hasta San Andrés y El Pinar.

@Javier Sanchez Portero, Flickr

Taguluche, La Gomera

Taguluche es un caserío situado en el sudeste de La Gomera. Está situado en el fondo de un barranco, y desde él puede verse el mar. En este valle fértil hay casitas blancas a las que se accede mediante caminos empedrados. Su paisaje está marcado por su precioso palmeral, declarado Lugar de Interés Comunitario por la Unión Europea.

@Michele Solmi, Flickr

El Sauzal, Tenerife

El Sauzal es un pueblo del norte de Tenerife cuyo paisaje es muy particular: desde él puede verse el mar, ya que está situado en un acantilado. Al mismo tiempo, puede verse el Teide, que se alza imponente en sus 3.718 metros de altura. Dos lugares imprescindibles son el parque-mirador de Los Lavaderos, perfecto para sacar fotos; y la Casa de la Miel y el Vino, un lugar para degustar estos dos productos típicos de la isla.

@Jaume Escofet, Flickr

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Valora este artículo:

Todavía no hay comentarios. ¡Sé el primero!

Por favor, ten en cuenta que tu comentario no se publicará si contiene palabras ofensivas o de mal gusto que atenten contra la diginidad y los derechos de las personas. Te pedimos que realices la siguiente operación para comprobar que no eres un robot. Gracias por participar :-)

* Por favor, rellena todos los campos.

Utilizamos cookies propias o de terceros para mejorar nuestros servicios, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando sin cambiar la configuración, consideramos que acepta el uso de cookies de nuestro sitio. Puede obtener más información, o bien conocer como cambiar la configuración, en nuestra Informació—n legal.

acepto
Upload Image