saca tus vacaciones del armario

Para

MADRE MÍA… ¡ESOS HOMBRES CANARIOS!

Lobo

2 responses

13 Agosto, 2015

 
39 Lucha_Canaria_001 b

Para gustos, los colores… pero digan lo que digan, mientras más al sur, más guapos. En Centroeuropa gustan los españoles, italianos, griegos… ¿Y aquí? ¡Pues también! El producto local es el más solicitado. Y es que además de guapos, la mayor parte de los mozos canarios se clasifican aparentemente en dos tipos, a cada cual más apetecible:

  • A) El moderno, fibrado y tatuado, con estilismo per-fec-to, ya sea hetero, gay, o lo que diga ser esa noche. Cubriremos ese último pero importante “detalle” en otro artículo.
  • B) El brutote “luchador canario” (nuestro morbosísimo deporte regional), con espaldas de aquí a Madrid y brazos como tus muslos. Ver figura superior.

Pero hay dos rasgos comunes a todos. Uno es el famoso trasero masculino canario, de perfecta turgencia  y misterioso origen (¿serán las papas con mojo?) El otro es su arsenal de seducción. Un hombre no solo te conquista con su físico: cuentan igualmente su voz, sus palabras, su mirada, sus gestos… y también en este sentido, el magnetismo canario causa estragos entre los visitantes. Te explico la razón:

Las Islas Canarias se ubican en una esquinita de Europa, frente a África, pero culturalmente tienen mucho que ver con el Caribe. La música, la comida, el dialecto, los valores, el ritmo de vida… Si conoces Canarias y Venezuela, o quizá Cuba, sentirás que el Atlántico une más que separa. Ese toque exótico de los canarios es irresistible para muchos (incluyéndome). Añade su tranquila filosofía de vida, y observarás lo fácil que resulta entablar conversación, invitar a una copa… y caer en su telaraña.

¡Porque mira que son zalameros! Tu perdición comienza con un “¿Qué pasó, mi niño?”… Si al tercer “mi niño” no has sucumbido a sus encantos, revisa si tienes pulso, porque a lo mejor lo tuyo es grave. Pero espera, que dos rones más tarde ya no eres “mi niño”, sino “mi amor”. Semejante ascenso es quizá más probable si pagas tú los rones, pero ésa es otra historia. Tras las copas viene la fase paseo-bajo-la-luz-de-la-luna: puede ser por Las Teresitas en Tenerife, por Meloneras en Gran Canaria, o el Saladar en Fuerteventura. En mi caso fue la playa de Tarajalillo, cerca de Maspalomas, pero el escenario da igual. Con su acento, dulce como el “bienmesabe”, te convencerá de que realmente te llevará al día siguiente hasta el Teide / Roque Nublo / Tindaya en su coche, probablemente amarillo, lo que ya es una advertencia. Pero tú, abrazado en sus brazos duros como roca volcánica, bajo las constelaciones del sur y suspendido en la brisa marina, ignorarás las señales y pasarás de mí completamente. ¿Que no? Una hora más tarde ya pensarás en adoptar juntos dos niñas chinas, y bautizarlas como Guacimara y Kataisa ante la patrona de la isla…

¡¡1, 2, 3, DESPIERTA MARY!! Que no muchacho, que esto no funciona así. Por lo pronto, el paseo nocturno es tu última oportunidad para rematar. Así que remata. Más vale un canario en mano que ciento volando, sobre todo siendo tan, pero tan guapos. Las Islas Canarias son una tierra de paso, y ese coche amarillo ya ha subido a la cumbre demasiadas veces. Si no rematas, puede que te veas atrapado en la última fase: y-si-eso-ya-te-llamo. Significa que se ha aburrido, y que por supuesto no te va a llamar aunque lo asegure. Porque sí, son guapos, encantadores, apasionados y románticos, pero también un poco inconstantes e indecisos.

A lo que vamos: disfruta en el momento cada oportunidad que te presente tu viaje a Canarias, y será el mejor de tu vida. No dudes, y no esperes ni más ni menos. Pero, por la Virgen de la Candelaria / del Pino / de la Peña, no te enamores de un canario en tus próximas vacaciones, que estos chicos enganchan mucho, y los dramones en el aeropuerto son algo muy ordinario. ¿Que es muy difícil resistirse? Ya. Qué me vas a contar.

*Foto original: «Lucha Canaria 001» de Lexthoonen – Trabajo propio. Disponible bajo la licencia CC BY-SA 3.0 vía Wikimedia Commons.
Valora este artículo:
4.5 (90.53%) 19 votes

2 comentarios

Anto

/ 13 Agosto 2015, 22:29h

Jajajaja… en serio somos así? Yo me pensaba que éramos más aplatanaos… pero me alegra que se nos vea de esa forma :p.

Me gustó la reflexión… a ver si se aplica la teoría en mi y ligó un pizco 😉

Saludos

cris

/ 2 Junio 2017, 15:27h

que chevereeee yo voy unos dias aver que hay

Por favor, ten en cuenta que tu comentario no se publicará si contiene palabras ofensivas o de mal gusto que atenten contra la diginidad y los derechos de las personas. Te pedimos que realices la siguiente operación para comprobar que no eres un robot. Gracias por participar :-)

* Por favor, rellena todos los campos.

Utilizamos cookies propias o de terceros para mejorar nuestros servicios, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando sin cambiar la configuración, consideramos que acepta el uso de cookies de nuestro sitio. Puede obtener más información, o bien conocer como cambiar la configuración, en nuestra Informació—n legal.

acepto
Upload Image