saca tus vacaciones del armario

Para

PLAYAS VÍRGENES CON AMBIENTE: LA TEJITA

Guille

19 abril, 2016

 

75-tejita

Hoy te seguimos descubriendo playas populares entre el público LGTB, pero de carácter salvaje, apartadas y sin construcciones alrededor. Si la semana pasada te desvelábamos Montaña Arena, el secreto mejor guardado de Gran Canaria, esta semana te llevamos a un paraje cercano a la localidad de El Médano, en el sur de Tenerife. Bienvenido a la playa de La Tejita, la más gay y personalmente mi favorita en la costa sur de la isla.

Puedes llegar en autobús (línea 470 de Titsa desde Los Cristianos; parada “La Tejita”) o bien en coche de alquiler. En ambos casos tendrás que andar unos 10 minutos hasta la arena, pues la playa se encuentra en una reserva natural y solo se puede acceder a pie.

Un antiguo volcán, la “Montaña Roja”, preside este espacio protegido. La playa principal mide un kilómetro, y cuenta con hamacas y sombrillas de alquiler en ambos extremos. Sin embargo, no es la zona que más te recomendamos. El constante viento hace que este tramo sea desapacible algunos días (¡salvo que practiques windsurf o deportes similares, claro!)… y el ambiente que tú buscas está un poco más escondido.

La zona nudista y gay se ubica en una pequeña cala, de unos 100 m, más privada y resguardada del viento, a los pies de la Montaña Roja. Está separada de la playa principal por unas rocas, cerca de las hamacas en el lado izquierdo de la playa. En esa cala, sobre todo en verano, te encontrarás a muchos chicos “del gremio”, sobre todo tinerfeños, la mayor parte disfrutando del sol sin bañador, junto a algunas parejas heteros también nudistas. En invierno es una playita igual de apetecible, con menos viento y un público más internacional.

Si quieres ir de “excursión” (tú me entiendes), puedes aventurarte con cuidado por la orilla de la Montaña Roja. A unos 200 metros, fuera de la vista desde la playa, está la principal zona de “cruising” diurno del sur de Tenerife.

La playa de la Tejita tiene otro secreto, sin embargo. En el breve camino desde el aparcamiento hasta la playa, hay un cruce. Puedes tomar recto para ir a la cala anterior… o a la izquierda. Se trata de un sendero de unos 2 kilómetros (¡solo si te gusta andar!) que rodea la Montaña Roja dejándola a tu derecha. Ese sendero termina en una cala más aislada y solitaria, donde sin embargo el “cruising” tampoco es infrecuente.

Como ves, ¡en Tenerife no se pierde el tiempo, “miniño”! Podríamos mencionar otras playas vírgenes con cierto ambientillo, como Los Patos o Benijo (ambas en el norte de la isla). Sin embargo, tendrán que esperar. No podemos continuar esta serie de artículos sobre playas salvajes para gais y lesbianas sin escribir sobre el mítico “kilómetro 22” de Corralejo (Fuerteventura). ¡Lo tendrás aquí la próxima semana!

Valora este artículo:
4.7 (93.33%) 3 votes

Todavía no hay comentarios. ¡Sé el primero!

Por favor, ten en cuenta que tu comentario no se publicará si contiene palabras ofensivas o de mal gusto que atenten contra la diginidad y los derechos de las personas. Te pedimos que realices la siguiente operación para comprobar que no eres un robot. Gracias por participar :-)

* Por favor, rellena todos los campos.

Utilizamos cookies propias o de terceros para mejorar nuestros servicios, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando sin cambiar la configuración, consideramos que acepta el uso de cookies de nuestro sitio. Puede obtener más información, o bien conocer como cambiar la configuración, en nuestra Informació—n legal.

acepto
Upload Image